¿Qué es el cumplimiento corporativo?

El cumplimiento corporativo es el núcleo de un sistema de cumplimiento. Conocer qué es exactamente y, sobre todo, el modo en que afecta a las organizaciones o en una estrategia comercial es fundamental cuando nos adentramos en el mundo del compliance.

¿Qué es el cumplimiento corporativo?

En una definición muy básica, el cumplimiento corporativo es la capacidad que tiene una organización de garantizar que sus empleados, sus contratistas o sus asociados cumplen con las leyes, los reglamentos, las normas, las prácticas éticas, las políticas y los acuerdos internos que tienen alcance sobre la organización.

Hacer cumplir las normas, en general, ayuda a la organización a detectar y prevenir vulneraciones que, en algún momento, acarrean multas, sanciones y demandas. Pero también establece expectativas para el comportamiento de los empleados y ayuda al personal a centrarse en los objetivos fundamentales de la organización.

Para profundizar un poco más en el cumplimiento corporativo, podemos fijarnos en los dos tipos de cumplimiento que se establecen. 

Tipos de cumplimiento corporativo y sus diferencias

Una organización está regida por normas de todas clases. Tenemos los decretos, las leyes, las directrices de organismos reguladores, los estándares internacionales…Pero las organizaciones también tienen la capacidad y la obligación de autorregularse. Para ello existen las políticas, las prácticas, los acuerdos internos, las órdenes ejecutivas, los códigos de conducta, los manuales de funciones… Todas estas normas, aunque internas, también son objeto de gestión de cumplimiento.

De acuerdo con esto, existen dos tipos de cumplimiento: cumplimiento interno y cumplimiento externo. Y podemos inferir desde ya que el primero tiene el propósito de asegurar el segundo. Por ejemplo: una directriz de un organismo regulador obliga a una determinada organización a publicar estados financieros periódicos que cumplan con ciertas normas contables. Esto forma parte del cumplimiento externo.

Pero para lograr cumplir con esa obligación, los empleados del área contable y financiera deben trabajar de acuerdo con políticas, procedimientos y manuales internos, que, en su conjunto, conforman el cumplimiento interno; cumplimiento que tiene como objetivo principal asegurar el cumplimiento externo.

Es manifiesto que existen diferencias profundas entre el cumplimiento interno y el externo. La principal de ellas reside en el origen de las normas que son objeto de cumplimiento. En el caso del cumplimiento externo, las normas se originan en el estado, organismos gubernamentales, ayuntamientos, entre otros. En el caso del cumplimiento interno la fuente de las normas es la misma organización, aunque también pueden ser los empleados, o asociaciones de ellos como los sindicatos, por ejemplo.

Pero existen otras diferencias:

  • La no conformidad con el cumplimiento externo produce consecuencias ineludibles: sanciones, multas, demandas… Esto no ocurre con el cumplimiento interno, o por lo menos no de forma inmediata.
  • Las normas objeto de cumplimiento interno pueden ser modificadas a voluntad de la organización. El cumplimiento externo, por el contrario, es definido por otros organismos sobre los cuales la organización no tiene injerencia directa.

Tanto el cumplimiento externo como el interno son amenazados por diferentes riesgos. De ello hablamos en nuestro siguiente apartado.

Los riesgos que afectan el cumplimiento en las organizaciones

Existen circunstancias, condiciones, eventos o hechos que disminuyen o anulan la capacidad de la organización para alcanzar el cumplimiento con una determinada norma, o con todo el conjunto de regulaciones a las que está sujeta.

Estos eventos o condiciones son los riesgos. El programa de cumplimiento, dentro de sus objetivos, plantea la identificación, evaluación, priorización y tratamiento de los riesgos que amenacen el cumplimiento.

Cada organización es diferente. Sin embargo, algunos riesgos son consistentes y recurrentes. Revisemos algunos de ellos:

  • La corrupción y el soborno: la corrupción y el soborno son los  riesgos por excelencia que afectan a un programa de cumplimiento.
  • Informes no conformes: como ya lo advertimos, las organizaciones en entornos regulados deben presentar informes con determinada periodicidad. La falta de transparencia, precisión o trazabilidad en la presentación de esa información constituye un riesgo.
  • Protección de datos: la seguridad de la información es una preocupación importante especialmente para organizaciones del sector financiero.
  • Seguridad y salud en el trabajo y gestión ambiental: se trata de dos áreas que son objeto de regulaciones gubernamentales, y en las cuales la no conformidad genera sanciones importantes.
  • Empleados: la contratación de empleados, las normas sobre acoso laboral, diferentes prácticas éticas, las normas antidiscriminación, todo ello es objeto legal, y por tanto también fuente de riesgo para la gestión.

¿Cómo mantener el cumplimiento corporativo?

Asegurar el cumplimiento en la organización es la tarea del oficial de cumplimiento. Este profesional lo hace de varias formas:

  • Adoptando políticas y procedimientos adecuados para cumplir las obligaciones regulatorias.
  • Administrando el programa de cumplimiento, evaluando su desempeño e implementando las acciones necesarias para asegurar la mejora continua.
  • Realizando continuas evaluaciones de riesgos, incluyendo revisiones constantes sobre las regulaciones que se aplican o pueden aplicarse a la organización.

¿Cómo afecta el cumplimiento corporativo al negocio?

El incumplimiento corporativo deteriora la reputación de la organización. En un mundo conectado en todo momento, redes sociales y medios virtuales darán cuenta del nombre de una organización sancionada o multada por incumplimiento. Pero el asunto va un poco más allá. Las multas y las sanciones pueden alcanzar cifras millonarias.

Un programa de cumplimiento efectivo reduce estos riesgos, mejora la imagen de la marca y crea confianza entre proveedores, empleados, inversores y clientes.

Pero para que un programa de cumplimiento sea realmente efectivo, necesita algo más que las buenas intenciones, la dedicación y la competencia de un oficial de cumplimiento. Este profesional necesita apoyarse en el uso de herramientas que le permitan tener control de los riesgos de cumplimiento, obteniendo una visión panorámica del estado del sistema e informes visuales e intuitivos. 

Software ISO 19600 de ISOTools

Lograr el cumplimiento corporativo precisa de la gestión ágil y moderna que proporciona el software ISO 19600 de ISOTools. Con él, revisar y actualizar el inventario de requisitos legales, evaluar el cumplimiento y mantener el riesgo controlado son tareas que pueden efectuarse de modo cómodo y rápido.

Obtener informacion sobre el software ISO 19600 es muy fácil. Basta con contactar con un consultor aquí.